Rafael Cippolini "Manifiestos Argentinos"

Libro Manifiestos Argentinos
"Sin embargo, medio siglo después, y pese al largo camino recorrido, los ataques contra la renovación artística no habían menguado. Ciertas rupturas, que ponen en cuestión la noción de tradición, su construcción y alcances, resultaban aún subversivas. El ministro de Educación del primer gobierno de Juan Domingo Perón, Oscar Ivanissevich, en ocasión de la inauguración del salón Nacional de 1949, leyó un discurso que decía:

(..) Los que tienen ansias de posteridad sin esfuerzo, sin estudio, sin condiciones y sin moral, tienen ahora un refugio el arte abstracto, el arte morboso, el arte perverso, la infamia en el arte (..) que muestra y documenta las aberraciones visuales, intelectuales y morales de un grupo afortunadamente pequeño, de fracasados (..) que no se resigna a aguardar en el anónimo su dolorosa miseria, tal como si un leproso en el período más repugnante de su mal saliera a exhibirse haciendo gala de sus tumores ulcerosos supurantes.(...) [Junto a estos] anormales, estimulados por la cocaína, la marihuana, el alcohol y el snobismo [se encuentran] los seudoentendidos que se erigen en críticos de arte y estropean el espíritu de los poco avisados.(..) Nada de explicaciones retorcidas para justificar las aberraciones de los ojos, del cerebro y del corazón. La belleza del mar, del bosque y del cielo no necesitan explicaciones. No necesitan entendidos.(..) Entre los peronistas no caben los fauvistas y menos los cubistas abstractos, surrealistas. Peronista es un ser de sexo definido que admira la belleza con todos sus sentidos."


Fragmentos de "Manifiestos Argentinos" Rafael Cippolini

Comentarios