"Enseñanza y aprendizaje de la improvisación libre" Chefa Alonso

Improvisación libre
"Consejos para improvisar:
1. Cree en lo que hagas. Nada funciona si no estás convencido de ello.
2. Tu instrumento tiene un registro muy amplio. No te quedes solo en el registro medio. Experimenta con los extremos.
3. Busca nuevos sonidos y ruidos en tu instrumento. Intenta sonar como otro instrumento, hablar como otro personaje, moverte con otra personalidad.
4. Las frases no solo pueden ser ascendentes o descendientes. Intenta tocar, moverte o cantar con otras formas: en picos, bucles, espirales.
5. Plantéate tu solo como una pequeña historia ¿qué quieres contar?
6. Además de frases (es decir, una sucesión de palabras o de notas), puedes crear otros dibujos: manchas, nubes, puntos.
7. No insistas en lo que ya conoces. Arriésgate a probar cosas nuevas.
8. No tengas miedo al ridículo, no es más que la fórmula contra la sinceridad. Sé tú mismo.
9. La dinámica, los matices, son el alma de la comunicación. Aprende a utilizar todos los registros y tenla siempre presente.
10. Un error puede ser únicamente un acierto involuntario.
11. No tengas miedo de equivocarte. Intenta ser interesante para ti mismo.
12. Es muy importante mantener viva la energía.
13. No seas, al principio, demasiado puntilloso. Toca, actúa, baila. Todos los procesos en su inicio son difíciles, torpes y raros.
14. No esperes una entidad completa y terminada. Las ideas deben de ser mantenida en estado de flujo.
15. Disfruta.

El valor de la improvisación no está sólo en las habilidades que implica y desarrolla sino que es un ejemplo, al alcance de todos, de libertad. En el mundo de la improvisación no se ofrecen modelos a seguir ni se define lo que está bien o suena bien; cada improvisador ha de ir construyendo su lenguaje y en esta búsqueda se desarrollan la creatividad y la libertad expresiva: para encontrar hay que probar, buscar, asumir riesgos. La principal característica de la improvisación libre es su diversidad. No adhiere a ningún estilo ni idioma; no tiene que conseguir ninguna clase de sonido en particular. Solo se puede definir a partir de la identidad musical de los improvisadores que la practican... Para una buena parte de los improvisadores, el valor de la improvisación radica en que no construye relaciones de jerarquía o competición, no está sujeta a convenciones. Por ello, representa la utopía que muchos deseamos; la existencia de un mundo solidario y no jerárquico, donde se ha disuelto cualquier sistema de control o subordinación."

Fragmento de Enseñanza y aprendizaje de la improvisación libre, Chefa Alonso 2014.

Comentarios