"Volverse Público" Boris Groys



En "Volverse Público. Las transformaciones del arte en el ágora contemporánea". Groys describe la transformación radical del campo del arte, desde Duchamp, Kandinsky y Malevich hasta la actualidad en la que la actividad artística pareciera ser una tarea que asumimos todos cotidianamente en el nuevo ágora mediática. Joseph Beuys decía: “Todo ser humano es un artista”. Lo que en esa época era una utopía, en la actualidad se convirtió en una obligación. Hoy todo ser humano tiene una responsabilidad estética por su apariencia, tiene que diseñarse a si mismo. Las redes sociales dan a la población la capacidad de mostrar fotos, videos y textos de un modo que no puede distinguirse de cualquier otra obra de arte conceptualista o post-conceptualista. Hoy estamos en un escenario de fragmentación en el que millones de productores generan contenidos para un espectador que no tiene tiempo de leer y ver.

Se puede comprar en Amazon en el siguiente link https://amzn.to/3gnkSzM


Fragmentos de "Volverse Público" 

"Antes el cuerpo era la prisión del alma; ahora el alma se volvía el ropaje del cuerpo, su apariencia social, política y estética. De pronto, la única manifestación posible del alma era la apariencia de la ropa que usaba una persona, las cosas cotidianas que la rodeaban, los espacios que habitaba. Con la muerte de dios, el diseño se volvió el medio del alma, la revelación del sujeto oculto dentro del cuerpo del hombre. Por eso el diseño adoptó una dimensión ética que no tenía antes. En el diseño, la ética se volvió estética; se volvió forma. Donde alguna vez estuvo la religión, ahí emergió el diseño. El sujeto moderno tenía ahora una nueva obligación: la del autodiseño, la presentación estética como sujeto ético."

"El arte se vuelve parte de la cultura de masas, no como fuente de obras que serán comercializadas en el mercado del arte, sino como práctica de la exhibición, combinada con arquitectura, diseño y moda -tal como lo anticipaban los pioneros de la vanguardia, los artistas de la Bauhaus, los Vkhtemas y otros, ya en los años veinte. Así, el arte contemporáneo puede entenderse principalmente en tanto práctica de exhibición. Esto significa, entre otras cosas, que hoy es cada vez más difícil diferenciar entre dos figuras centrales del mundo del arte contemporáneo: el artista y el curador." 

Comentarios